Os recomiendo los Webinar del GCCI (Global Charteres Controller Institute), pues siempre contienen interesantes aportaciones que nos hacen reflexionar.
El último es el Webinar “El arte de comunicar a través de los números”, impartido por Enrique Aparicio. Si posees el certificado en CCA® podrás ver el webinar completo, si no un pequeño resumen.

En él se señalan dos ideas de la realidad pasada y también presente, pero cada vez menos del Control de Gestión: el tiempo invertido en tratamiento de datos y carencias en la comunicación. Para la primera de ellas, cita una encuesta elaborada por la asociación española de controllers, en la que se decía que el 50% del trabajo de los controllers es tratamiento de datos, el otro 40%, análisis y el 10% restante comunicación y acción.

Es evidente, que el tiempo invertido en tratamiento de datos, uno y otro mes para sacar la misma información es un trabajo a desterrar. Hoy en día, con la adecuada automatización, puedes obtener el dato en unos pocos cliks. Sólo en ocasiones, se requiere algún trabajo de verificación del dato, que a veces con los adecuados puntos de control, se identifican también automáticamente.

De ahí obtenemos un 50% extra para invertir en comunicación y acción. Lo que significa que las acciones se podrán desencadenar en menos tiempo y serán más efectivas.

Y aquí viene el otro punto que destaca como segundo pilar fundamental del Control de Gestión, que no siempre está suficientemente explotado: La comunicación.

En el pasado, la prevalencia de la inteligencia lógica-matemática resaltaba sobre cualquier otra. En el cole, los listos eran los números 1 en matemáticas. Pero ahora esto ha cambiado. La capacidad de comunicar es casi o más importante que la capacidad para elaborar un análisis. Y ambos pilares no tienen porqué estar integrados en una misma persona, pero sí deben co-existir en el equipo para poder completar las acciones con éxito.

Se puede partir de un análisis más sencillo, pero si está bien comunicado, tendrá más efectividad que los complejos análisis con los que solemos encontrarnos.

La capacidad de comunicación integra distintos tipos de inteligencias: la lingüística, la corporal y cinestética, inter e intra-personal, que es la inteligencia emocional. Es decir, necesita habilidades muy diversas y debemos incorporar la mayoría de estas habilidades, para tener una comunicación exitosa.

Pero no sólo se comunica con palabras. La comunicación de un análisis numérico, tiene que ir acompañado de un sólido contenido visual. Y si puede ser dinámico y automático, mejor que mejor. Hoy en día tenemos la tecnología de nuestro lado, con herramientas de reporting muy visuales e infografías que trasmiten en un solo vistazo. Hay que aprovechar esos recursos, que muchas veces, suplen o potencian otras habilidades de la comunicación.

 

Desde BRAINTRUST, ayudamos a que el futuro del Control de Gestión, robusto, automatizado y visual sea un poco más el presente, y así ayudar a las empresas a prepararse para el mañana.