Algunos pilares de la consultoría empresarial los podemos rastrear incluso en la Grecia clásica. Se adjudica a Aristóteles la cita de que “la inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”, y 2.400 años después de su nacimiento es un planteamiento tan válido para nuestro día a día como lo pudo ser en su momento, si no más. Es el caso de la Inteligencia de Negocios (Business Intelligence o BI en inglés), en la que más importante que conocer a tu sector es saber aplicar ese conocimiento para alcanzar nuevos objetivos.

Y de eso entre otras cosas habla uno de los informes más reputados del sector, recientemente publicado, a cargo de la empresa especializada Dresner Advisory Associates’. Se trata de la décima edición del Estudio de Mercado Crowds Business Intelligence, basado en más de 5.000 encuestas a profesionales de múltiples ramas, procedentes de todo tipo de organizaciones, de sus proveedores y clientes, e incluso de profesionales cualificados previa exploración de redes sociales.

Según los resúmenes disponibles en publicaciones de prestigio como Customer Think y Forbes, los insights más destacados de este estudio son los siguientes:

– Mejorar los ingresos utilizando BI es el objetivo más popular que persiguen las empresas en 2019.
– Los informes, los paneles de control, la integración de datos, la visualización avanzada y el autoservicio para el usuario final son las iniciativas de BI más estratégicas en la actualidad.
– Los departamentos de operaciones, gerencia ejecutiva, finanzas y ventas son los que están impulsando principalmente la adopción de Business Intelligence (BI) en las empresas de hoy.
– A su vez, los equipos de Operaciones y Ventas de las empresas tecnológicas son los más eficaces para impulsar la adopción de BI entre todas las industrias encuestadas, mientras que la publicidad es el principal impulsor de la adopción de BI entre los departamentos y equipos de Marketing.

Si vamos al detalle, y a pesar de que estas soluciones se posicionaron inicialmente como una vía para el cumplimiento y la gestión de riesgos, hoy por hoy la principal razón para su adopción es la mejora de los resultados. Los ingresos son el primer factor en el caso de los departamentos de Administración ejecutiva, Marketing / Ventas y Operaciones. Como dato, casi el 50% de las empresas esperan que la inteligencia de negocios ofrezca una mejor toma de decisiones, hasta el punto de llevar al nivel de “características imprescindibles” a los informes y los paneles de control.

Además supone un punto de apoyo en la migración de modelos de negocio. Por ejemplo, en los 12 a 18 meses previos a la investigación, se constata un incremento de compañías de tecnología que a la luz de las políticas de BI deciden saltar de los ingresos por producto a los ingresos por servicios. Por ejemplo, mediante la introducción de productos inteligentes y conectados que proporcionan datos en tiempo real que sirven de base para futuras estrategias de servicios.

¿Quién lleva las riendas en la inteligencia de negocios? Más de la mitad de las empresas encuestadas ven a los cuatro equipos arriba mencionados (Operaciones, Gerencia ejecutiva, Finanzas y Ventas) como los principales vectores de implantación de soluciones de Business Intelligence. De hecho, se considera que en los últimos siete años, los departamentos de Operaciones han incrementado su influencia sobre la adopción de BI más que cualquier otro departamento. Una constante que aparecía ya en la edición anterior de esta encuesta. Les siguen de cerca el Marketing y la Planificación estratégica, como departamentos con gran capacidad para apadrinar programas piloto de inteligencia de negocios, y de buscar nuevas formas de introducir las aplicaciones y plataformas de BI en uso diario.

A su vez, el departamento de Ventas es el que lidera en las empresas de comercio, tanto minoristas como mayoristas, y especialmente en las tecnológicas, la adopción de soluciones de inteligencia. Pero hay muchos otros datos llamativos a la luz de los resultados. Por ejemplo, en el sector sanitario, la necesidad de incorporar recursos humanos cualificados es uno de los principales motores de BI, mientras que la consultoría es el principal impulsor entre las élites de las empresas, a nivel de gerencia y administración ejecutiva.

Como ya se ha dicho, los informes, los paneles de control, la integración de datos, la visualización avanzada y el autoservicio para el usuario final son las iniciativas de BI más estratégicas en curso en las empresas en la actualidad. Junto a ello, destacan iniciativas “de segundo nivel” como podrían ser el descubrimiento, extracción, almacenamiento y narración de datos, así como el empleo de algoritmos avanzados para su interpretación. Si bien los informes conservan las primeras posiciones en cuanto a prioridades (e incluso se consolidan), en lo relativo a gobernanza y catálogo de datos se constata un gran impulso en los últimos años.

El target de los proveedores de software de BI se encuentra siempre en el nivel ejecutivo empresarial, excepción hecha de las empresas de servicios de negocios donde el target cambia radicalmente y se ubica en el consumidor. Los clientes ocupan un destacado segundo puesto en sectores como tecnología, publicidad  y consultoría; mientras que son los gestores intermedios los que ocupan ese segundo puesto en el sector de servicios financieros, y también pero a mucha distancia del nivel ejecutivo en educación y sanidad. Por su parte, en el caso de las manufacturas y el comercio retail / wholesale son los gestores de línea el segundo target escogido por los proveedores de BI.

Y como no es lo mismo liderar que adoptar, también es llamativo otro dato: los niveles de adopción más altos se están dando en departamentos como I+D. Es decir: unos departamentos disponen y otros se aplican a la tarea. No obstante, también la Administración ejecutiva y los equipos de Operaciones son algunos de los que con más asiduidad adoptan estas soluciones. Ello es así, según la información recabada, por la “creciente complejidad de los productos y modelos de negocios en las empresas de tecnología”, así como por “la creciente dependencia de los análisis y BI en el comercio minorista y mayorista, para racionalizar las cadenas de suministro y mejorar las experiencias de compra”.

¿Hay diferencias entre el software BI en función de los presupuestos disponibles? Sí, las hay: si el presupuesto es grande, las partidas principales son para paneles, informes e integración de datos; cuando son reducidos, el big data sobre código abierto, el  usuario final y el soporte colaborativo para la toma de decisiones y la planificación son los principales enfoques. Y de entre todos los departamentos, los que más “pican” de diferentes variedades son los de Marketing / Ventas y Operaciones. De hecho son los que más conocen la tipología de herramientas disponibles. Que es el primer paso para poder presumir de “inteligencia”, si hacemos caso a las lecciones del maestro de Alejandro Magno y autor de más de 200 tratados sobre las más diversas disciplinas: lógica, metafísica, filosofía de la ciencia, ética, filosofía política, estética, retórica, física, astronomía y biología.

Photo by Hans Reniers on Unsplash