Decía el escritor inglés Arthur C. Clarke que “cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Sea una frase más o menos certera, es seguro que no anda lejos de uno de los hitos que cada año se espera con más devoción en el mundo de la empresa: los “vaticinios” del Cuadrante Mágico de Gartner, que la consultora y firma de investigación viene ofreciendo en múltiples sectores tecnológicos desde el año 2008. Es decir, el examen al que somete a decenas de proveedores de software para todo tipo de soluciones con el objetivo de determinar su posición en el mercado.

Herramientas de análisis, suites de gestión, sistemas de relación con el cliente o plataformas de e-commerce son solo algunos ejemplos de las decenas de sectores que revisa el “cuadrante mágico” para situarlos en sus particulares ejes de coordenadas, de los que se derivan los principales agentes que operan en el mercado: líderes, visionarios, jugadores de nicho y retadores. Una de las industrias cuya revisión genera más impacto es la del software de analítica e inteligencia de negocios. A su publicación en fechas recientes dedicamos hoy esta entrada, con el objetivo de conocer con el máximo detalle el “estado del arte” en esta materia.

Al igual que en el año 2019, Microsoft y Tableau siguen siendo las dos herramientas dominantes en el mercado. Ambas son las que puntúan más alto tanto en su capacidad para ser ejecutadas como en la integridad de la visión, expresión esta última por la que cabe entender la capacidad de un proveedor para comprender las necesidades de sus clientes y traducir estas necesidades en productos y servicios; si se determina que un proveedor muestra un alto grado de visión, quiere escucha y comprende los deseos y necesidades de sus clientes, que luego puede moldear o mejorar con su visión.

De los dos proveedores, Microsoft sigue en primera posición, si bien con respecto al año pasado ha perdido algunas posiciones en esa “integridad de la visión”, movimiento que ha sido reflejo en toda la escena entre los players más cercanos al estadio de “visionarios”: Salesforce, Qlik, ThoughtSpot y especialmente Sisense retroceden en esta coordenada hacia posiciones más centradas, si bien siguen ocupando las primeras posiciones en dicha escala de visión.

Por su parte, dos firmas tan reconocidas como SAS y SAP mantienen posiciones en el punto medio de la tabla, si bien se incorporan muchas tecnologías competidoras a su mismo nivel, como la ya mencionada Sisense, una ascendente Yellowfin, y una veterana Oracle, que desde hace un año ve revisadas al alza sus capacidades en los dos ejes. Por su parte, Tibco Software, que el año pasado competía cerca de SAS y SAP, salta en este año 2020 a una posición de mayor ejecución pero de menos visión, lo que le hace pasar del terreno de juego de los “visionarios” al de los “retadores”, donde compite cara a cara con MicroStrategy. En ese mismo cuadrante, el tercer competidor sería Looker, que da un salto desde la posición de jugadores de nicho en la que se encontraba el año pasado.

Para entender bien qué significa estar en uno de estos cuadrantes, podemos echar mano de las definiciones de la propia Gartner; que, salvo el caso de los “líderes”, no son precisamente halagüeñas:

  • Los líderes (leaders) se ejecutan bien en el marco de su visión actual y además están bien posicionados para el mañana.
  • Los visionarios (visionaries) entienden hacia dónde va el mercado, o tienen una visión para cambiar las reglas del mercado, pero aún no se ejecutan bien.
  • Los jugadores especializados (niche players) se centran con éxito en un segmento pequeño, o están desenfocados y no son líderes en innovación ni superan a los demás.
  • Los retadores (challengers) pueden gozar de una buena ejecución hoy, o dominar un gran segmento, pero no demuestran una comprensión de la dirección del mercado.

La herramienta de calificación de Gartner no está exenta de críticas, pues hay quien afirma que se dirige más a inversores y a vendedores que a los propios compradores de los proveedores. También se han planteado dudas vinculadas a posibles conflictos de intereses, y además se estima que no toman en suficiente consideración a los proveedores de código abierto.

En todo caso, se considera que los cuadrantes mágicos de Gartner son una hoja de ruta que permite a múltiples industrias tener una referencia de las tendencias del mercado tecnológico. En ese sentido, permiten obtener una información rápida sobre los proveedores de tecnología competitivos de un mercado, así como de su capacidad para cumplir con lo que los usuarios finales requieren hoy y en el futuro. También permite comprender cómo los proveedores de tecnología de un mercado están posicionados de manera competitiva, y tomar nota de las estrategias que utilizan para competir por el negocio del usuario final. De esta manera, cualquier empresa puede comparar las fortalezas y desafíos de un proveedor de tecnología, y optar por uno de ellos en funciónd de sus necesidades específicas.

Photo by Cristian Escobar on Unsplash