Desde hace más de un lustro que ha aparecido en la vida de las empresas el binomio “Transformación Digital”, una expresión que hizo fortuna, que llegó para quedase y que no lo hizo fruto de la casualidad: más que una disciplina, se trata de un proceso que va ligado a la propia evolución de la sociedad y del mercado, que elige dotarse de soluciones procedentes de entornos digitales por su eficacia, su conveniencia y el abaratamiento de costes que supone.

Para las empresas, por lo tanto, no es una decisión de “transformarse o no”, sino de seguir operando en claves válidas para los mercados a los que se dirige o empezar a resultar irrelevante. La mayoría de los directivos y empleados de alta cualificación así lo llevan viendo estos años. Pero la realidad dista del deseo en cuanto a la efectiva transformación de los negocios para convertirlos en elementos vitales e insoslayables de esa reordenación de factores derivada de las nuevas reglas de juego.

No es la primera vez que desde BRAINTRUST abordamos esa evolución desigual de las empresas, ni será la última. En esta ocasión lo hacemos de la mano del último estudio publicado al respecto por una compañía especializada en la adopción de plataformas para ayudar en la Transformación Digital: Ahead. A partir de casi 300 encuestas enviadas a empresas de más de mil empleados (con base en Estados Unidos), han obtenido una serie de datos que nos ha parecido oportuno llevar al siempre comprensible lenguaje visual de las infografías. Los que mostramos a continuación son algunos de los insights más llamativos de dicho estudio.

Fuente de los datos: Ahead.
Infografía elaboración propia.